Una afición muy real

Se llama Adolfo Samper y lleva viviendo en una residencia de Las Rozas seis años. Nada más llegar allí con su mujer decidió dedicar su tiempo libre a la realización de maquetas de barcos. Una afición que ha tenido su recompensa al conseguir regalarle al rey Felipe VI una de ellas. Ciudad Virtual estuvo con él y ésta es su historia

Duración del video04:53Fecha de subida23.04.2015Vistas3116

Reportaje Virtual,